¿Por qué entrenar con cuerda de batalla o Battle Rope?

Consejos

¡A liberar tensiones!

Da igual la rutina que sigas o la disciplina que hagas, siempre necesitamos tener más resistencia para conseguir nuestros objetivos. Ya no solo para nuestras actividades cotidianas, sino también para mantenernos en forma y no perder todo lo logrado anteriormente.

Si eres un fitness lover y aún no sabes qué es la cuerda de batalla o Battle Ropes quizás te estás perdiendo una de las mejores opciones y más efectiva para entrenar diferentes músculos del cuerpo y ganar fuerza. 

La cuerda de batalla o Battle Rope es un método de entrenamiento muy común en el entrenamiento funcional y consiste en movilizar a través de distintos ejercicios, cuerdas gruesas y pesadas con las manos. Podemos realizar la actividad de pie, sentados o en otra posición, por lo que tienen infinidad de variantes para sacarle partido. 

¿Quieres saber más? Si aún no conoces todos los beneficios y ventajas que aportan entrenar con cuerda de batalla o Battle Rope, desde Bodytone os contamos algunos de los beneficios y ejercicios principales. ¡Atentos!

Beneficios de entrenar con cuerda de batalla o Battle Rope

  • Quema de calorías. Sí, se queman calorías y muchas. Con el entrenamiento con cuerdas durante una sesión de HIIT, hay una gran activación cardiovascular y respiratoria. Por lo que perfectamente se pueden consumir entre 300 y 500 calorías en un entrenamiento de solo media hora. 
  • Ejercicio al aire libre. Todo entrenamiento al aire libre tiene mayores beneficios, y más ahora después de estos meses que hemos estado en casa. Por lo que no necesitarás ningún espacio cerrado para poder trabajar con este tipo de cuerdas.
  • Rápido y fácil de montar. Como hemos explicado antes, la quema de calorías es muy alta por lo que puedes entrenar en poco tiempo y ser un entrenamiento muy efectivo. Además, el montaje solo requiere de un soporte o poste para poder usarlo, y es muy sencillo de enrollar y guardar. 
  • Evita lesiones. La battle rope nos permite realizar un entrenamiento de alta intensidad pero de bajo impacto articular, por lo que es perfecta para fortalecer nuestras articulaciones de rodillas y tobillos.
  • Doble entrenamiento. La cuerda de batalla te permite combinar y variar la rutina de entrenamiento tanto del tren inferior como del superior. Ya que al mismo tiempo que trabajas musculación de brazos y tronco, también estás trabajando el componente cardiovascular por el movimiento. ¡Lo tiene todo!
  • Todos pueden. Cualquier persona puede entrenar con cuerda de batalla o Battle Rope, si lo hace con la cuerda y la intensidad adecuada. Su bajo impacto en las articulaciones permite incluso que las uses para recuperarte de alguna lesión. Y no olvidemos que al trabajar con cuerdas conseguirás desarrollar mayor estabilidad y equilibrio en tu cuerpo.

Ejercicios con cuerda de batalla o Battle Rope

Siempre que iniciamos un nuevo entrenamiento o incorporamos un nuevo accesorio a nuestras sesiones, lo hacemos con la intención de mejorar y lograr nuevos resultados. Con la cuerda de batalla o Battle Rope es muy fácil conseguir lo que buscas con los ejercicios adecuados.

Es esencial usar protección en las manos para agarrar la cuerda con fuerza y no hacerte daño. También es importante mantener una intensidad moderada a alta (ascendente) en toda la rutina y por supuesto tener una postura correcta de espalda y rodillas. 

Os recomendamos entre dos y tres ejercicios de 30 segundos de cuerda y 30 de descanso entre series. Si no sabes por dónde empezar, os dejamos algunos ejercicios para sacar el máximo provecho a tu cuerda:

  • Básico. Es el más convencional, pero no significa que sea sencillo. Se trata de poner los dos extremos juntos, coger cada uno con una mano y flexionar levemente las rodillas, en posición de sentadillas. Y ondear los dos extremos a la vez.
  • Olas alternas. Es el mismo que el anterior pero el movimiento de los brazos será opuesto. La dirección principal de la fuerza siempre estará dirigida hacia el ancla.
  • Choque. Es un movimiento más agresivo, en el que la dirección principal de la fuerza está dirigida hacia el suelo. Se trata de un movimiento más seco.
  • Látigo. Igual que el anterior, pero con la dirección principal de la fuerza hacia el anclaje.

¿Te animas a probar estos ejercicios? Estamos seguros de que la cuerda de batalla se convertirá en tu acompañante estrella para quemar calorías y subir la intensidad de tus entrenamientos. Desde Bodytone os animamos a disfrutar de cada entrenamiento. 

¡A liberar tensiones!

Te puede interesar:

Contacta con nosotros


    Posts relacionados

    Copyright © 2019   Reservados todos los derechos