El auge del renting de maquinaria de fitness

El alquiler a largo plazo o renting es una fórmula muy extendida en mercados como el de la automoción que cada vez gana más presencia en el fitness, donde son más los empresarios que apuestan por esta fórmula en vez de la compra tradicional. Sin embargo, este tipo de operaciones conllevan riesgos si no se realiza con el asesoramiento adecuado.

Así lo advierte Lázaro Chico, nuestro responsable del departamento jurídico, el cual destaca que el renting ofrece unas “sustanciales” ventajas a los empresarios del sector del fitness, pero también puede “acarrear problemas”.

BENEFICIOS DEL RENTING

Empezando por la parte positiva, Chico advierte que la fórmula del renting gana adeptos en el mercado del fitness. Tan solo para Bodytone ya supone el 30% de sus operaciones comerciales.

“Con el Renting Bodytone único en el mercado donde tu decides en el que en la última cuota (valor residual) decides si con la última cuota los bienes pasan a ser de tu propiedad o seguir pagando la cuota y te renovamos las maquinarias por los últimos modelos disponibles. Así se da al cliente total libertad de actuación”, señala como principal beneficio.
Pero no es el único, puesto que también presenta ventajas en el plano fiscal: “Como no se trata de una compra, sino de un alquiler a largo plazo, el renting comporta una serie de ventajas fiscales como el hecho de que la operación se deduce íntegramente en el impuesto de sociedades”, explica el experto en temas jurídicos.

Asimismo, “no entra en el informe de adeudamiento de la empresa, lo cual aligera las cuentas”, subraya Lázaro Chico, añadiendo que “además, resulta más económico frente a la compra tradicional”.

HACER FRENTE A LA OBSOLESCENCIA

Lázaro Chico admite que en un principio, “pensábamos que los negocios que más apostarían por el renting serían instalaciones medias en sus primeras compras”. Pero, continúa, “nos encontramos con que también las grandes instalaciones están apostando por ello, incluso en fase de renovación de equipamiento”.

El motivo, sugiere, puede encontrarse en el concepto de obsolescencia. “Se está imponiendo la idea de que entrenar con la última tecnología aporta mayores beneficios al entrenamiento, no sólo referido a maquinaria de cardio y dispositivos tecnológicos, sino también de musculación”, analiza.

El aceleramiento en el proceso de diseño de nuevos avances tanto a nivel digital como de la propia maquinaria ha puesto el concepto obsolescencia a la orden del día en el fitness y, ante esta realidad, son cada vez más los clubes y centros deportivos que se ven obligados a renovar su equipamiento para ser competitivos incluso cuando aún no se ha amortizado la inversión inicial. Por ello, el renting está ganando cada vez más puntos como solución más económica para seguir siendo competitivo ante los ojos de los clientes.

SENTIMIENTO DE PERTENENCIA

Sin embargo, no todos los empresarios ven el renting como una posibilidad atractiva. “Los hay que son reticentes porque tienen muy arraigada la cultura de la compra. España es uno de los países donde más impera la compra de vivienda, está fuertemente asimilada. Internamente nos sentimos más satisfechos si contamos con propiedades, a pesar de que posiblemente no vamos a dejar de pagarlas nunca al banco. Solo aquellos gestores con una visión más progresista son capaces de adoptar el renting como opción”, advierte.

PELIGROS

Pero como advertimos al principio del artículo, no todo son bondades. Existen unos ciertos riesgos que es conveniente evitar cuando se firma una operación de renting.
“El principal problema puede venir dado por la fiscalidad. En el momento de constituir el contrato, debe procederse con el cuidado de que Hacienda no lo perciba y considere como un arrendamiento y se quede en tierra de nadie”, avisa Chico.
Otro problema, señala, es la posibilidad de que se dé lugar a una rentabilidad negativa, advierte el experto.

ASESORAMIENTO PROFESIONAL

Es por estos motivos que Lázaro Chico ve fundamental el papel de los especialistas. “No todo el mundo tiene por qué saber de leyes, para eso están los especialistas que pueden asesorarlos”.

En Bodytone constituimos nuestro propio departamento jurídico hace dos años, el cual ofrece asesoramiento y soporte legal a los clientes.
Además de los sistemas de venta y financiación en la compra de maquinaria, este departamento también ofrece asesoramiento en aspectos relacionados con la seguridad social y otros conceptos.

Entre las consultas más frecuentes que reciben, Lázaro Chico nombra: la garantía de los productos tanto Bodytone como de otras marcas, la normativa de ruidos y de emisión de sonidos para licencias de apertura o de ampliación, así como la condición de autónomos de los entrenadores personales. “Son aspectos que preocupan mucho porque no siempre se saben todos los supuestos de las leyes, además, los reglamentos son siempre de mínimos y en cada comunidad suele haber leyes propias que se deben conocer también”, concluye.

Analizando las ventajas y los riesgos de este sistema, son mayores las primeras. A pesar de que por su coste, la maquinaria de cardio es la más demandada bajo la fórmula de renting, en Bodytone también percibimos un auge en la demanda de equipamiento de fuerza. El 30% de las ventas de la marca ya son a través de renting.

 

Entrevista realizada por CMDsport